Síndrome de Harry Benjamin (SHB)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Síndrome de Harry Benjamin (SHB)

Mensaje  Meg el Lun Mar 28, 2011 5:01 am

El Síndrome de Harry Benjamin (SHB) es una condición intersexual de nacimiento que ocurre en apróx. 1 de cada 100.000 niños de ambos sexos, en la cual la diferenciación sexual a niveles neurológico y anatómico no se corresponden. Así, una niña nacida con esta condición, parece ser un niño al nacer, su sexo cerebral es femenino pero su anatomía externa es masculina -genitales masculinos. Los niños nacidos con esta condición presentan genitalia femenina, aunque su sexo cerebral es masculino: neurológicamente son varones.

El Síndrome de Harry Benjamin es una muy grave y muy poco común condición biológica intersexual de nacimiento que afecta a un número muy pequeño de niños y niñas. Este síndrome produce un desajuste biológico muy grave entre el sexo neurológico de la persona y el resto de características sexuales físicas de la persona, bloqueando un correcto desarrollo fisiológico de la persona que lo sufre de forma alineada con su sexo neurológico.

La condición es muy grave, y lamentablemente muy malentendida, ya que se confunde popularmente con otros fenómenos como la transexualidad o el transgenerismo, fenómenos estos más comunes y conocidos por su ambigüedad sexual que al ser más visibles esconden estas otras condiciones fisiológicas más graves y mucho menos comunes.

Un niño nacido con Síndrome de Harry Benjamin (neurológicamente varón) se desarrolla fisiológicamente con caracteres sexuales femeninos, siendo a posteriori educado como una niña. A medida que este niño crece, culturalmente se espera de él que se desarrolle como una mujer y como tal actúe, a pesar de permanecer neurológicamente varón.

Una niña nacida con Síndrome de Harry Benjamin (neurológicamente mujer) se desarrolla fisiológicamente con caracteres sexuales masculinos, siendo a posteriori educada como un niño. A medida que esta niña crece, culturalmente se espera de ella que se desarrolle como un hombre y como tal actúe, a pesar de permanecer neurológicamente mujer.

Como cualquier persona se puede imaginar, la situación es muy grave, demasiado grave como para frivolizar con ella.

La única forma de corregir este grave desajuste físico es mediante tratamiento médico de por vida que pueda bloquear y corregir este desarrollo físico contrario al verdadero sexo de la persona (el sexo neurológico), un tratamiento que incluye diversas cirugías mayores.

Actualmente la medicina no es capaz de diagnosticar este problema en el nacimiento, por lo cual el Síndrome de Harry Benjamin causa entonces que a estos niños se les adjudique el sexo erróneo desde el nacimiento, siendo a posteriori educados en el rol de género contrario a su verdadero sexo biológico.

Hoy sabemos que el cerebro es, de lejos, el órgano sexual más importante, y el único que puede definir, a ciencia cierta, el verdadero sexo de una persona. La identidad de género se halla impresa en las estructuras más profundas del SNC y el cerebro. El Síndrome de Harry Benjamin se diferencia de otras condiciones intersexuales, en que este no es evidente para diagnóstico en el nacimiento, sino más interno y difícil de diagnosticar, pues requiere una tecnología de diagnóstico médico más avanzada.

El Síndrome de Harry Benjamin es una condición intersexual muy severa que precisa de una completa y dramática rehabilitación física. En relación a otras condiciones intersexuales, el Síndrome de Klinefelter es sobre cien veces más frecuente que el Síndrome de Harry Benjamin. El Síndrome de Turner es cincuenta veces más frecuente que el Síndrome de Harry Benjamin, y el Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos, es diez veces más frecuente que el Síndrome de Harry Benjamin.

La mayoría de las personas afectadas por el Síndrome de Harry Benjamin hasta ahora solían ser diagnosticadas entre los 15 y 35 años de edad, como promedio, lo cual no ha impedido a muchas personas poder corregir el problema y todavía poder llevar una vida satisfactoria después. Actualmente este Síndrome se detecta a edades mucho más tempranas (4-5 años de edad). Las personas con Síndrome de Harry Benjamin necesitan y completan su cirugía correctiva genital, y la tendencia actual se dirije hacia el diagnóstico precoz (temprano en la adolescencia) y el tratamiento integral lo más temprano posible.

El nivel de ansiedad experimentado por las personas con Síndrome de Harry Benjamin varía de una persona a otra. Los establecidos roles sociales de género están lejos de ser seguidos perfectamente por todo el mundo, y no todas las personas encuentran tan terrible el hecho de ser tratados como miembros del sexo opuesto. El grado de preocupación de la gente por su propia apariencia y anatomía es también muy variable. Pero es totalmente normal, y probablemente mucho más comun, para las personas, prestar más atención y dar más importancia a tanto su propio género físico y social como al de los demás. Puede ser algo que ellos ya den por garantizado sólo raramente piensen en ello, lo cual es una indicación de lo profundamente arraigado que es.

Las personas con Síndrome de Harry Benjamin casi siempre experimentan una creciente insatisfacción e infelicidad con ambos, sus cuerpos y sus roles de género, hasta que ellos puedan corregirlos, incluso hasta el punto de llegar al suicidio si no pueden solucionar su problema.

El dolor causado por el Síndrome de Harry Benjamin es exacerbado por la actitud social hacia él. Compañeros, amigos y familiares actúan frecuentemente de forma incrédula y hostil hacia personas que revelan que han descubierto que padecen el Síndrome de Harry Benjamin. La sociedad en general no trata bien a las personas cuya apariencia es ambigua de género, haciendo muchas veces de ellos/as objeto de abuso verbal, discriminación, y en ocasiones violencia. Esto es muy duro de afrontar cuando además se carece de apoyo familiar o de un empleo estable, sin embargo éste suele ser a menudo el caso.

La más posible explicación sobre la causa del Síndrome de Harry Benjamin es alguna clase de variación o irregularidad hormonal durante el periodo de gestación. Pero cualquiera que puedan ser las causas que producen esta condición, se trata de una condición genuina, traumática, que merece comprensión y compasión.

El tratamiento del Síndrome incluye Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) (Más...) y cirugía correctiva genital, o Cirugía de Afirmación Sexual (CAS), con el fin de corregir el problema físico y ajustar favorablemente el metabolismo.

El problema actual con el Diagnóstico es que la condición es todavía conocida con el nombre de Transexualismo y la mayor parte de la comunidad médica no está en absoluto actualizada en esta condición, y muchas otras personas, tampoco. Parecen ignorarse los avances en la investigación de esta condición de los últimos años y los avances en general producidos en el conocimiento del desarrollo cerebral y su relación con el género, la sexualidad. En su lugar, persisten los viejos mitos y supersticiones en relación con la condición y parece continuar todo estancado en un punto muerto, debido en gran parte a la incorrecta terminología que se emplea todavia, como transexualismo, etc.

La medicina actual, aunque perfectamente preparada para tratar con éxito el Síndrome de Harry Benjamin, sin embargo falla en cuanto a la calidad de diagnóstico y perspectiva de la condición que propaga, quedando de forma inexplicable estancada en una continua falta de auto-actualización médica sobre la condición y la oscuridad de los mitos del pasado.

Es recomendable acudir a un especialista endocrinólogo y aportar toda la documentación médica actualizada en relación con el Síndrome, a la vez que se presenta la condición desde una visión realista y respetuosa con su propia biología, con la pretensión de que se observe de forma objetiva.

El seguimiento psicológico resulta muy útil para el diagnóstico de esta condición, y su tratamiento físico después, puede corregirla por completo.

En la mayoría de los casos, actualmente, no se puede dar ninguna forma posible de diagnóstico hasta la infancia tardía o pre-adolescencia, siendo entonces posible el tratamiento desde, si es posible, antes del desarrollo adolescente. Los Paises Bajos están en la vanguardia de diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin en niños y adolescentes, de la mano de la doctora Cohen-Kettenis, una gran defensora del tratamiento humano de estos adolescentes desde la más temprana edad posible.

En España actualmente algunos hospitales en Madrid, Barcelona y Málaga pueden ofrecer un tratamiento completo de la condición bajo cobertura del Sistema Nacional de Salud, aunque existen diferentes especialistas en SHB repartidos por las diferentes comunidades autónomas.

Es importante recordar que el Síndrome de Harry Benjamin es una condición fisiológica, no psiquiátrica, y aunque la ayuda psicológica puede resultar muy útil para el diagnóstico de la condición, especialmente en edades tempranas, el tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin es únicamente de carácter físico, incluyendo TRH y CAS, es un tratamiento correctivo físico. Por lo tanto, es al endocrinólogo, al que se debe de acudir al comienzo. Serán principalmente un endocrinólogo y un cirujano, los especialistas en el seguimiento del tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin.

Pagina: http://shb-info.org/id1.html
avatar
Meg
Admin

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 28/03/2011
Edad : 30

Ver perfil de usuario http://yurigirl.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.